Inmobiliarias Internacionales: Anunciar casa en toda Europa » Aspectos que debes tener en cuenta para alquilar tu piso a turistas

Alianza Inmobiliaria Inmçternacional

El mercado de alquileres por temporadas vacacionales ofrece buenas alternativas de negocios para aquellos propietarios que disponen de un segundo inmueble en sitios de interés turístico. Si es tu caso, el grupo IREA-AII te ofrece algunos consejos sobre aspectos fundamentales del arriendo, como los asuntos legales, el pago de la renta, indemnizaciones, días de entrada y salida, entre otros, que deben estar debidamente convenidos entre el inquilino y el arrendador para evitar contrariedades futuras.

Ante todo, conviene que estés al tanto de las restricciones legales que han surgido vía sanción de la Ley de Alquiler, para limitar los arrendamientos temporales con fines turísticos. Esto quiere decir, que para ingresar en el negocio de arriendos inmobiliarios vacacionales, se debe tomar en cuenta el cumplimiento de la normativa autonómica vigente en la materia.

En este sentido, Alianza Inmobiliaria Internacional, te informa de los aspectos que debes observar al momento de poner tu piso en arriendo con fines vacacionales, a saber:

1.Ponte al tanto de las regulaciones y disposiciones legales que rigen la materia

En vista de nuevas disposiciones legales en cuanto a los alquileres de pisos con fines vacacionales, se ha hecho necesario que cada propietario se informe sobre las normas que rigen la materia en su región autonómica. Ya que existen regiones que permiten este tipo de alquileres por medio de un registro especial de la vivienda como sujeta a ser alquilada de forma ocasional con fines turísticos, es te es el caso de la Comunidad Valenciana o Aragón por ejemplo; otras por su parte, disponen zonas específicas donde pueden efectuarse estos convenios como Canarias.

Por otro lado, es recomendable firmar un contrato de alquiler vacacional y reflejar los ingresos en la declaración del IRPF, y si esta actividad se ejerce frecuentemente lo mejor es registrar la propiedad como apartamento turístico  en las Consejerías de Turismo de cada Comunidad Autónoma. Si es el caso, debes saber que esto conlleva a la contratación de seguros especiales para este tipo de alojamiento de vacaciones.

También debes diferenciar tu propiedad entre apartamento y vivienda de uso turístico, en vista de que el inmueble que quieres arrendar no se trata de apartamentos integrados por unidades de alojamiento como son los hoteles, tu piso reviste la categoría de vivienda de uso turístico, ya que son aquellas propiedades particulares que se arriendan reiterada y habitualmente.

Presta mucha atención en este tema, puesto que la no observancia de las normas que regulan la legalidad de los alquileres particulares con uso vacacional acarrea sanciones que, dependiendo de tu región autonómica, podrían llegar a sumar 3.000 euros de multa.

2.Usa portales web de anuncios inmobiliarios para conseguir tus clientes

Toma en cuenta que muy pocos turistas utilizan, hoy en día, anuncios impresos en periódicos o revistas para buscar alojamientos vacacionales, sino que lo hacen a través de la web. Anuncia tu propiedad en alquiler en sitios web que te ofrecen mayor difusión y amplitud de tu oferta a la mayor cantidad de internautas posibles, como Alianza Inmobiliaria Internacional con sus 1.122 portales de anuncios inmobiliarios en toda Europa.

Una vez puesto tu anuncio en Internet, debes prepararte para recibir a los interesados y darle la información que necesitan, ten a la mano la dirección telefónica que ofreciste, revisa frecuentemente tu correo electrónico, y asegúrate de dar respuesta rápidamente, ya que esto te trasmitirá seriedad y profesionalismo.

3.Establece la firma de un contrato de arrendamiento temporal

Celebra la formalización de un contrato privado, con validez legal, que estipule las condiciones fundamentales del convenio, desde la fianza, formas de pago, la aceptación o no de mascotas, los términos de indemnización por daños ocasionados al inmueble, entre otros.

Debes anexar en el contrato, un inventario detallado sobre las condiciones generales y los artículos, bienes y equipos con que entregaste el inmueble al inquilino. Este inventario es un recurso habitual que te servirá para evidenciar algún robo o daño de cualquier objeto que estuviera dentro de la vivienda, por otro lado, podrás verificar la disposición de la fianza como indemnización.

4.Fija un precio de alquiler adecuado

Aunque no existe una regla o parámetro general para establecer el precio de alquiler de una vivienda con fines vacacionales, debes realizar un pequeño estudio de mercado para ajustar adecuadamente el precio en que ofrecerás tu vivienda. Este pequeño estudio lo puedes hacer consultando directamente y comparando tu propiedad con alojamientos de la zona, en cuanto a dimensiones, situación de la vivienda, calidad, comodidades, entre otros.

También puedes informarte del valor de mercado de tu inmueble y calcular un aproximado del precio del arriendo, en función de la rentabilidad bruta por alquiler que estén reportando los inmuebles en tu región.

Ejemplo: Si tienes un piso en la playa que esté valorado en 300.000 euros y sabes que la rentabilidad por alquileres de estas zonas llega a alcanzar 6%, sabrás que tu ingreso anual por concepto de alquiler permanente sería alrededor de 18.000 euros, disgregados en 1.500 euros mensuales.

Debes estar al tanto que este tipo de alquileres temporales para turistas son más costosos, por lo que no alquilarás tu piso de playa al mismo precio que lo harías por un contrato de largo plazo, pero al menos tienes una idea de los márgenes mínimos con los cuales empezar a negociar.

Por ejemplo, un inmueble de 80 m2 en la playa, valorado en 173.438 euros, produce en esa zona una renta semanal media de aproximadamente 520 euros. Puedes ver que en términos de la relación costo-beneficio o PER (por sus siglas en inglés), este tipo de arriendos en zonas turísticas constituye un negocio soñado.

5.Asegúrate de que el pago sea siempre por anticipado

Lo deseable es que el pago se establezca por anticipado, estipulándose un cobro entre el 20% y el 50% del valor del alquiler para formalizar la reserva y el restante se liquide al momento del ingreso del inquilino, sin embargo, también se pueden establecer pagos a posteriori, lo importante es que estos queden reflejados en las cláusulas contractuales adjuntado las responsabilidades que acarrearía su incumplimiento. Debes estar bien asesorado legalmente por un abogado privado que se encargue de reclamar las cantidades fijadas.

6.Cuida la logística y presentación del piso

Al igual que ocurre en el negocio de compraventa de viviendas, un piso puesto en alquiler hay que presentarlo de la mejor manera posible, esto hará que tu propiedad destaque más en el mercado y atraerá más potenciales inquilinos. En este aspecto podemos mencionar las siguientes consideraciones:

-Mantén el piso pintado con colores agradables que produzcan luz y frescor a la estancia. Es recomendable procurar un ambiento neutro pero atractivo, con algunos detalles de decoración.

-Mantén operativos todos los recursos que el inquilino utilice para su comodidad: interruptores, tomas de energía, grifos, desagües, agua caliente, aire acondicionado, televisor, tuberías de gas doméstico, vajilla y demás artículos de cocina, entre otros. Si puedes elegir, trata que la cocina sea vitrocerámica ya que es más segura.

-Desplega una limpieza profunda del inmueble, mantén en condiciones impecables la lencería y demás artículos como los cojines del mobiliario, sábanas, cubrecamas, almohadas, cubremesas, toallas, entre otros.