Inmobiliarias Internacionales: Anunciar casa en toda Europa » Cómo preparar la visita de clientes para vender tu casa

Alianza Inmobiliaria Inmçternacional

Vender tu casa por Internet no es solo cuestión de intención, ya que es un procedimiento que comporta al menos tres fases: la publicación del anuncio, la captación del cliente y la exhibición de la propiedad. Muchas personas olvidan que mostrar nuestra propiedad también debe formar parte de la campaña de promoción que se ha organizado en el proyecto de venta que se hayan propuesto con la Alianza Inmobiliaria Internacional, por ello procederemos a explicar los aspectos básicos que deben conocerse al momento de mostrar tu casa.

Aunque casi la totalidad de la transacción de compra-venta de un inmueble se efectúa en el entorno virtual, llega el momento de abordar el plano presencial, y probablemente la forma de hacerlo será cuando los posibles compradores decidan hacer una visita para conocer el inmueble personalmente. Así que la propiedad debe estar lista para ser exhibida y seguir conservando la buena impresión que el cliente se ha hecho desde que la vio en fotos.

Por ello, te explicaremos brevemente cuáles son los elementos que debes cuidar al momento de mostrar tu casa, tomando en cuenta que la casa debe estar limpia y ordenada, que debe haber una correspondencia entre las fotografías que colocaste en el aviso y lo que estás exhibiendo personalmente, además de haber hecho las reparaciones que te hayas comprometido a efectuar y presentarte como un vendedor confiable y cordial.

Limpieza y orden

Lo más importante al momento de recibir a los compradores en la propiedad, es que debe estar limpia y ordenada. Este un principio fundamental y llega a ser más importante que el resto de los aspectos. Quizá hayas tergiversado las imágenes que colocaste en el aviso o no haber hecho las reparaciones que habías prometido previamente a los clientes, pero si la propiedad está sucia y desordenada, la impresión será negativa y corres el riego de no poder vender tu casa por Internet, al menos no en esta oportunidad.

Probablemente, hayas pautado con tiempo la cita con los compradores, así que tienes tiempo de hacer las gestiones de limpieza del inmueble, ya sea que lo hagas tú mismo o contrates un servicio de mantenimiento. Además, horas antes de la visita puedes asegurarte de que todo esté en orden para la llegada  de los clientes.

Igual que en las fotos

Esta es una prueba de fuego, ya que así como en toda publicidad el cliente espera que el producto, en este caso la casa, sea igual que como se le ha mostrado en la foto previamente. De allí la importancia de no difundir imágenes falsas en tu aviso y mucho menos tergiversadas. 

Naturalmente, si el cliente nota que lo has engañado, se echará para atrás toda la negociación y tendrás que comenzar desde cero, y obviamente no quieres que eso suceda. Por ello, siempre hacemos énfasis en que para vender tu casa por Internet una de las claves es la sinceridad, un recurso muy valorado por los usuarios que visiten tu aviso y luego decidan visitar la propiedad y comprueben que hay correspondencia entre la fotos y la propiedad en el entorno real.

Instalaciones reparadas

En el marco de la sinceridad, hemos de recrear un pequeño ejemplo: imagina que en conversaciones previas con tu cliente, señalaste que tenías una zona pendiente por reparar, pero que estaría lista dentro de un tiempo breve, antes de la visita. Si al momento de conocer la propiedad, el comprador observa que el trabajo de restauración no se realizó, habrás arruinado todo lo que habías logrado, porque tendrás un punto negativo. 

Por ello, es fundamental reparar las instalaciones según lo acordado. Recuerda que en la medida de lo posible la propiedad debe estar impecable, esto dará a determinación final a tu cliente para materializar la compra y tener un negocio exitoso teniendo a nuestra empresa como plataforma de promoción.

Confianza y cordialidad

Aunque parezca irrelevante, se trata de un elemento fundamental para persuadir a tus clientes. Puede que tengas una casa hermosa, pero si no das un trato cordial al cliente, puede que este sencillamente decida no hacer la transacción contigo. Así que como buen vendedor, debes hacer que se sienta a gusto durante la visita y proyectar el mayor nivel de confianza para que la negociación se efectúe de manera eficaz. Con estos consejos, estás listo para mostrar tu casa y ser un vendedor exitoso.